viernes, abril 27, 2007

34


He llegado a esta triste edad en la que Humbert ha perdido interés para Lolita y, en cambio, empieza a ser bien visto por Charlotte.


Se aceptan felicitaciones... Y condolencias.

5 Comments:

Blogger Iván said...

Víctor, compadre, ya no pude acompañarte en el brindis, pero desde mi cubículo eremita (trabajo, irremediable) levanté mi copa con gusto por este año más que te acompaña.

un abrazo y salud

Iván

11:15 p. m.  
Blogger juanaragon said...

Eh, viejo, qué quieres que te diga. No es fiero llegar a viejo, lo viejo es llegar chacado. Aprovechá los (pocos) tiros que te quedan en el cargador, pero apuntá bien.
Y que te sea leve, por supuesto.
Feliz cumpleaños, amigo.

6:50 a. m.  
Blogger tania said...

Ni Charlotte ni Lolita.
Le deseo a usted, joven poeta, muchos días de condolencias como éste.

1:13 a. m.  
Blogger Víctor Cabrera said...

Pues como dijera el inmenso don Pedro Vargas: ¡Muy agradecido, muy agradecido y muy agradecido!

11:02 a. m.  
Blogger Galeguiña said...

Buceo buscando material sobre este material volcánico que ha caído en mis manos: Lolita.

Qué difícil leer lo que leo, que difícil escribir, qué difícil digerir que la abominable historia de H. es dolorosamente hermosa...

...honesta...

...cruda....

....demente.

Tu blog es uno de los espacios en los que recala mi impaciencia. Me gusta.

3:46 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home